Hola a todos,

Quiero agradeceros, con un poco de retraso pero de corazón, el apoyo incondicional que me habéis brindado durante toda la expedición Mongolia 2017.

2.567 kilómetros con un desnivel acumulado de 15.400 metros que para mí, han supuesto un reto casi comparable a Polo Sur por la dureza del camino y las complicaciones que me han surgido de principio a fin.
Han pasado ya unos días desde que llegué a Dalanzadgad y pude escanciar un culín de sidra por el éxito de este nuevo reto y no he tenido mucho tiempo de “saborear” la experiencia: ya estoy en Bergen, casi casi mi segundo hogar.

Y como habéis visto y seguido en redes, mi bici ya tiene ganador, ¡un asturiano de Colloto!
La experiencia de subastar a mi compañera de expediciones me ha resultado muy gratificante. Recaudamos, a favor de la Fundación Make-a-Wish Spain, 1.420 euros. Este dinero irá destinado a hacer realidad la ilusión de algún niño con una enfermedad grave.

Elegí esta Fundación porque me siento muy identificado con sus valores y el objetivo por el que luchan: hacer frente a la adversidad, superarla y salir de ella fortalecidos.
Ojalá pronto os pueda contar a qué proyecto va a ir destinado el dinero.

Mientras tanto, os mando un fuerte abrazo desde Noruega