808A764A-778A-408C-8CA1-5EACCF205598
No puedo estar más feliz. Hace mucho tiempo que quería pedalear en Patagonia, pero visto lo visto, justifica con creces las ganas que le tenía al cono Sur del continente americano.

La primera parte, en la Carretera Austral, es mágica. Especialmente la segunda mitad de la misma, la más salvaje, donde el asfalto aún no está presente.

Después, la parte más bonita: la unión de las zonas de El Chaltén, el glaciar Perito Moreno, y Torres del Paine. Tres sitios míticos y de una belleza espectacular.

Y por último, Tierra de Fuego. Salvaje, ventosa, indómita. Es verdaderamente el fin de la Tierra. He podido exprimir lo mejor de la isla por los caminos más remotos (a veces incluso abandonados).

Han sido 39 días y calculo que algo más de 2.700km (*estamos analizando los tracks. Os confirmaré en breve la cifra exacta), de terreno rompepiernas y lucha contra el viento (sin duda el peor enemigo en Patagonia). Pero ha merecido la pena. “Entrenamiento” completado. Mis piernas tienen kilómetros suficientes para afrontar los desiertos americanos.

¡Gracias de corazón por todo vuestro apoyo!

Un fuerte abrazo,

Juan Sin Miedo